¡somos nosotros!

no somos mucho de salir en las fotos pero la ocasión lo merece

ana

diseñadora gráfica y web

bebedora de té

100%

deportista

40%

fan de desayunos en hoteles

80%

loca por el frío

80%

multiapasionada

95%

¡Hola! Soy Ana y soy la mitad de WIR que se dedica a diseñar cosas bonitas. Puede que quede un poco moña decirlo así pero no se me ocurre otra manera de contarlo.

Cuando pensé/pensamos en wir lo hice evidentemente para poder hacer a tiempo completo lo que más nos gusta en este mundo y además para poder acompañarlo con un blog y poder escribir.

Nunca he pensado que escriba bien, solo es que me gusta. Supongo que al ser una persona tímida (aunque en círculos pequeños me suelto la lengua) se me da bien expresarme a través de las letras. Porque soy tímida si, pero no callada.. vaya, que hablo por los codos! Y lo mismo me pasa diseñando. Puedo hacer lo que quiera sin miedo.

ignacio

editor de video

runner

85%

melómano

100%

maestro cervecero

65%

puntual cual alemán

95%

fotógrafo compulsivo

90%
¡Hola! Soy Ignacio y soy la mitad de WIR que se dedica a editar vídeos.
También soy la mitad que da apoyo logístico y moral a Ana en toda la fase de creación de esta pequeña locura. Llevamos con ello en la cabeza casi dos años y ahora por fin, por diversos motivos, puede ver la luz.
Además de mi trabajo como editor de vídeo, también soy redactor y fotógrafo musical. Coordino una web cultural, El Enano Rabioso, a la cual también dedico parte de mi tiempo.
Si no es para escribir de música suelo ser de pocas palabras así que ya me conoceréis un poco más si algún día me suelto y escribo algún post en el blog (o por lo que vaya contando Ana mejor)

bicho

el jefe supremo

obsesionado con el ascensor

80%

rastreador

65%

experto en caída libre

100%

lastimero

90%

especialista en dormitar

95%

¡Hola! Soy Bicho y soy el jefe supremo de todo esto y de estos dos.

Básicamente vivo bien, bastante bien diría yo. Por la mañanas salgo a correr un poco para estirar las patas de toda la noche por un parque muy grande cerca de casa y luego me dedico a dormir, beber, buscar caricias de vez en cuando y ladrar al ascensor. En algún momento también juego con la pelota pero tampoco estoy todo el día con eso, que cansa.

¡Alguien tiene  que vigilar todo el cotarro! Y ese soy yo.

te quedaste con ganas de saber más, ¿verdad?

¿Quieres saber qué podemos hacer para ti?